ALBÓNDIGAS DE POLLO CON CHAMPIÑONES

– En una cacerola con un chorro de aceite caliente, freír 12 albóndigas de pollo y retirar cuando empiecen a dorarse. 
– En el mismo aceite, añadir 1 cebolla picada y cuando esté dorada, incorporar ¼ kg. de champiñones laminados o a cuartos y dejar dorar. Volver a incorporar las albóndigas, 1 cta. de colorante y ½ vaso de vino blanco
– Cuando se evapore el alcohol, añadir agua que casi las llegue a cubrir y una pizca de sal. Dejar hervir a fuego medio y servir solas o con arroz blanco.

Lea la receta completa: La cocina de Angie