Gelatina de vino especiado con merengue tostado



Por fin ha llegado la primavera. Y digo por fin porque significa el final de un invierno muy largo, sobre todo anímicamente, y me alegro mucho de haberlo dejado atrás. Estos días he cogido la cámara y me he echado literalmente a la calle para hacer fotos para el número de junio de Threef, y ha sido una experiencia fantástica. Llevaba mucho tiempo fotografiando sólo comida y ya estaba necesitando un cambio. Estoy empezando a vivir muchos cambios, estaban todos previstos pero eso no evita que sienta un cierto vértigo, pero del bueno. A mí los cambios me estimulan, me rejuvenecen, me llenan de esperanza y así es como me siento esta primavera: Esperanzada. Con muchos planes, ilusiones y proyectos, uno de ellos una garden party que quiero organizar para mis amigas, a ver si es posible cuadrar agendas y lo consigo.
Y si es así, uno de los postres con los que terminaremos la velada seguro que será éste. Se puede preparar en copas individales,  pero servido en una copa gigante como éste queda espectacular. Espero que os animéis a probarlo y me contéis. Advertencia: Se sube ligeramente a la cabeza!
Feliz primavera a todos.

Gelatina de vino especiada con merengue tostado


Ingredientes para la gelatina:

2 cucharadas de gelatina en plovo
500 ml de zumo de arándanos
750 ml de vino tinto (He usado un buen Ribera del Duero)
250 ml de vino de Oporto (Ruby)
220 grs de azúcar
2 palitos de canela
10 granos de pimienta de Jamaica
Cáscara de una naranja sacada con un pelador, evitando la parte blanca
Ingredientes para la crema:
500 ml de nata para montar
Las semillas de una vaina de vainilla
Ingredientes para el merengue:
8 claras de huevo pasteurizadas
4 cucharadas de azúcar


Preparación:

Mezclar la gelatina con 60 ml de zumo de arándanos y dejar reposar.
Poner a fuego medio en una olla los vinos, el zumo de arándanos restante, el azúcar, la canela, la pimienta y la cáscara de naranja. Remover continuamente hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Subir el fuego y dejar que hierva durante 5 minutos. Retirar del fuego, mezclarle la gelatina removiendo bien con unas varillas, y dejar que se enfríe ligeramente durante 10 minutos. Colarlo y pasarlo a una copa de 3 litros de capacidad. Cuando se haya enfriado completamente, refrigerar al menos durante 2-3 horas o hasta que la gelatina haya cuajado.
Montar la nata con el azúcar y la vainilla y extenderla sobre la gelatina. Mantener en la nevera mientras preparamos el merengue.
Montar las claras a punto de nieve con el azúcar y depositarla por cucharadas encima de la nata. Tostar el merengue con soplete. Servir muy frío.

Fuente: Donna Hay Magazine agosto 2012.


Lea la receta completa: Fabsfood