Trufas de chocolate blanco y macadamia

Trufas de chocolate blanco y macadamia

Las trufas que más nos gustan son las de chocolate negro, pero de vez en cuando también tenemos que pensar en nuestros seres queridos y agasajarles con caprichos golosos que sean más de su agrado. No obstante, estas Trufas de chocolate blanco y macadamia nos gustan a todos, ¡son una delicia!

Así que aunque seáis de los que renegáis del denominado chocolate blanco, como os hemos comentado en otras ocasiones, hay recetas en las que sorprende y conquista, como en el caso de estas trufas con nueces. Decir que las nueces de macadamia utilizadas en esta receta es en forma de pasta, se comercializa así, pero si no la encontráis podéis hacerla con un buen robot de cocina o sustituirla por la pasta de otro fruto seco que os guste combinar con chocolate, cada uno aporta su sabor, pero todos suelen quedar bien.

Ingredientes

180 gramos de chocolate blanco para fundir, 100 gramos de pasta pura de nueces de macadamia, 20 gramos de crema de licor, c/n virutas de chocolate blanco.

Elaboración

La elaboración de las trufas siempre es sencilla, y en el caso de estas trufas de chocolate y nueces de macadamia incluso más. Pon un cazo para fundir el chocolate al baño maría, también se puede hacer en el microondas, pero si quieres asegurarte de que no se te queme (es más delicado que el chocolate negro), la suavidad del calor proporcionado por el baño maría es mejor.

Trocea el chocolate y ponlo en el recipiente del baño maría (no debe entrar en contacto con el agua), incorpora la pasta de nueces de macadamia y la crema de licor (si no se quiere añadir alcohol se puede sustituir por leche).

Enciende el fuego y cuando veas que el chocolate empieza a fundirse, bate suavemente con una espátula para que se combinen los tres ingredientes. Cuando hayas obtenido una crema fina y homogénea, retira del fuego y deja que pierda algo de temperatura.

Trufas de chocolate blanco y macadamia

Después enfría esta especie de ‘ganache’ en el frigorífico, cubriendo el recipiente con film transparente. Cuando la preparación se haya enfriado y endurecido, puedes empezar a formar bolas. Según el tamaño que les des, saldrán más o menos trufas, si cada bola pesa unos 15 gramos, saldrán unas 20 trufas.

Cuando tengas las trufas formadas, rebózalas con las virutas de chocolate blanco y ponlas en cápsulas de papel. Déjalas reposar de nuevo en el frigorífico para que cojan cuerpo, en verano es donde mejor se conservarán. Ya están listas para comer. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Trufas de chocolate blanco y macadamia

Lea la receta completa: Gastronomía & Cía