Conserva de rovellons en vinagre

Esta es una receta tradicional en mi familia y tiene un sentido especial. Cuando mi madre por octubre los empieza a hacer ya sabemos en casa que queda poco para la navidad. El motivo es que es a finales de diciembre y primeros de enero ya están listos para su consumo, es un aperitivo que no puede faltar en las fiestas navideñas, la receta es muy sencilla, rovellons pequeños, vinagre y pimienta. Y paciencia, a esperar a diciembre para disfrutar de ellos.
Necesitamos los “rovellons” (níscalos) mas pequeñitos que en Catalunya les llamamos “botons” (botones), los ponemos en vinagre de vino blanco, pimienta negra, un poco de sal y un poco de agua, todo en un pote y para diciembre se pueden comer como aperitivo, se comen tal cual, sin cocer, sin cocinar. El vinagre y la pimienta en cantidades generosas, no hay que tener miedo, la maceración hace el resto. Los rovellons al final de la maceración quedaran de color negro, tersos, firmes, con un toque avinagrado y nada picantes, parece mentira pero es así. Hay que menear bien el bote y que se mezcle todo, si se baja el nivel de líquido …

Lea la receta completa: Tiritinyam