bizcochos borrachos de mucho limón

Se conocen noticias del cultivo del limón desde hace miles de años y desde la India a China. Además los médicos latinos, griegos y árabes lo usaban como antídoto del veneno y como preventivo de epidemias. Con el tiempo, el limón fue propagado por los árabes en Egipto y en Palestina hacia el siglo X.

El limón es oriundo de Asia y actualmente lo encontramos principalmente en Asia Meridional pero también en el Sur de Francia, Grecia, California, y como no, en España.

Uno de los sabores clásicos en repostería y gastronomía en general, y uno de mis sabores favoritos.
Estos bizcochitos ligeros se empapan una vez horneados en un almíbar caliente que los mantendrá jugosos y húmedos durante al menos un par de días.

Para su elaboración necesitamos,

– 125 gr de mantequilla en pomada.
– 130 gr de azúcar.
– 2 huevos medianos.
– La ralladura de un limón.
– 120 gr de harina.
– Una cucharadita de levadura.
– El zumo de dos limones y medio vaso de azúcar para el almíbar.

Batir muy bien la mantequilla y el azúcar. Añadir los huevos uno a uno junto a la ralladura de limón. Incorporar por último la harina tamizada con la levadura.
Hornear en horno precalentado a 180º unos 25 mn.
Preparar el almíbar calentado juntos los dos ingredientes, cuando no se note el granillo del azúcar apartar del fuego.
Coger los bizcochitos por la base, aún calientes, y sumergir en el almíbar.
Dejar enfriar sobre una rejilla.

Lea la receta completa: Aliter Dulcia