bizcocho imperial


El Bizcocho Imperial es un clásico de las pastelerías asturianas.
En Avilés elaboran el bollo mantecado con los mismos ingredientes pero en Gijón podemos ver en todos los escaparates dulces estos bollos alargados y cubiertos por una glasa blanca y crocante con un ligero sabor a limón.

En algunas recetas se le incorpora harina de maíz Maicena, aunque la receta tradicional no la lleva y se basa en cuatro ingredientes básicos, huevos, azúcar, harina y mantequilla.
Denso y delicioso, se mantiene fresco varios días.
Aconsejo su elaboración, es un sabor que agradará a pequeños y mayores, tradicional y exquisito.

Para su elaboración necesitamos,

– 4 huevos.
– 250 gr de mantequilla en pomada.
– 250 gr de harina con una cucharadita de levadura.
– 250 gr de azúcar.
– Una clara de huevo, 200 gr de azúcar glass y unas gotas de limón para la cobertura.

Batir bien la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina. Incorporar los huevos uno a uno, no añadir el segundo hasta estar bien integrado el primero. Mezclar la harina con un batido suave y verter en molde de cake, engrasado, en horno precalentado a 180º unos 30- 40 mn, hasta que al pinchar el Cakes Tester salga seco y haya dorado.
Colocar sobre una rejilla.
Preparar la glasa batiendo bien todos los ingredientes juntos hasta formar una masa densa y muy blanca, verter sobre el bollo cuando aún esté caliente. Dejar enfriar completamente antes del consumo.

Lea la receta completa: Aliter Dulcia