**Amasando al modo tradicional: un homenaje a mi abuela y mi madre**

De todos los recuerdos de mi infancia, éste es uno de los que recuerdo con más cariño, cuando mi abuela hacía sus hornadas de pan, que pan más rico por dios, hoy por hoy cuesta encontrar uno así.

Recuerdo que mientras eramos guajas, mi abuela amasaba con la abuela de mi prima Nuria, y mientras ellas hacía todo el trabajo, a nosotras para que estuviesemos entretenidas nos daban un trozo de masa para que jugasemos, anda que no le dabamos vueltas eh Nuri? jajaja, mil formas y mil combinaciones pero al final los que nos gustaban eran aquellos trozos de masas negras como el carbón después de tanto manosearlas rellenas de pipas peladas jajajajaj, no recuerdo muy bien si nuestras abuelas nos los llegaban a hornear o no pero entretenidas sí que nos tenían jajajaj, éso sí esa noche cenabamos nuestro bollín de chorizo que ellas hacían especialmente para nosotras.

Otra cosa que nos hacían, era cuando sacaban los panes, dejarnos ahí en el “forno” durante toda la noche una buena cantidad de avellanas, que luego al día siguiente nos las comíamos muy alegremente porque aquellas avellanas “torradas” estaban buenísimas.

Con los años siguió mi madre con la tradición, hasta que un día, no recuerdo cuando, esta bonita tradición se acabó, ya hace muchos años, así que hace un tiempo empecé a hablar con ellas para ver si un día podíamos volver a amasar como antaño, me ofrecí a hacerlo yo, ya que me apetecía mucho, al final lo conseguí jejeje y el verano pasado lo hicimos, bajo las órdenes de mi abuela y con la ayuda de mi madre y mi primo Álex, fuimos preparando todo lo que os explico en el reportaje que sigue a continuación.
Fue una experiencia muy bonita, 4 generaciones mano a mano recordando una tradición que nunca debería perderse.

Por éso hoy, desde mi humilde rinconcito quiero rendirle homenaje a mi abuela y a mi madre:

¡¡¡Os Quiero!!!

Image and video hosting by TinyPic

Hacemos un volcán en la harina, añadimos la levadura disuelta en agua y por último incorporamos la leche y la sal:

Image and video hosting by TinyPic

Y comenzamos a amasar, hasta obtener una masa homogénea que no se pega a las manos:

Image and video hosting by TinyPic

La tapamos y dejamos reposar hasta que al menos triplique su volúmen:

Image and video hosting by TinyPic


Preparamos el “forno”, encendiendo la leña y esperando a que se queden sólo las brasas:

Image and video hosting by TinyPic

Mientras vamos dando forma a los panes, bollos, pizza, bizcocho, etc :

Image and video hosting by TinyPic

Una vez que tenemos las brasas, las “arroxamos” (barremos) con ayuda de una escoba hecha con hojas de “figal” (higuera) hacia la entrada del “forno” y empezamos a meter todos los panes y elaboraciones que tenemos hechas, dejandolas que se vayan haciendo con el el calor que hay dentro del “forno”:

Image and video hosting by TinyPic
Y aquí tenemos el resultado final, rico rico no? 🙂

Image and video hosting by TinyPic

Lea la receta completa: los fogones de piu



losfogonesdepiu.blogspot.gr/ está bajo una licencia de Creative Commons. Se puede hacer uso de su contenido siempre que se cite a su autor y no se emplee para fines comerciales. Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.